Si hay una estación del año que invita a vivir pausadamente, hacer pequeños cambios y tomarnos el día con más calma es, sin duda, el otoño.

Después de todas las actividades veraniegas vuelve la rutina, pero también las temperaturas más frescas, ¡es perfecta para tomarnos las cosas con más calma! Algunas de las actividades tranquilas que más disfruto en esta época del año son:

  • Hacer pequeños cambios en la decoración de casa: Cambiar la funda de los cojines, poner un portavelas de cerámica diferente o renovar las láminas que cuelgan en las paredes es una forma de darle un aire nuevo a nuestro hogar sin hacer una gran inversión ni dedicar largas horas a reubicar muebles y accesorios. Si optas por tonos neutros o cálidos conseguirás un ambiente más propio de la estación, pero lo importante es que esté a tu gusto.
  • Guardar la ropa de verano y sacar la de invierno: Después de meses llevando conjuntos de verano, empiezo a echar de menos mis blusas de manga larga y mis suéters de punto. Vivo en Canarias, así que este cambio lo hago a finales de octubre porque las temperaturas cálidas duran bastantes meses, pero es una forma de hacer limpieza de armario y a la vez sentir que vuelvo a estrenar las prendas que llevaban todo el verano aparcadas.
  • Observar la naturaleza: Me repito constantemente, pero admirar los cambios de la naturaleza en las diferentes estaciones del año me ayuda a darme cuenta de que, como seres humanos, formamos parte de ella, y que no sirve de nada tener prisa. Todo tiene su momento. Pasear por un parque o por la playa (sí, ¡el mar también cambia!), observar las flores de nuestras macetas o pasar una tarde en el jardín son fórmulas maravillosas para recordarlo.
  • Probar nuevas recetas… o recuperar aquellas que hace tiempo que no preparas. Después del verano, en el que apetecen las comidas más ligeras, ¿no echas de menos los postres propios de los meses fríos o los platos de cuchara?
  • Hacer manualidades, aunque sea simplemente decorar un álbum de fotos con pegatinas. No necesitas tener ninguna habilidad especial para pasar un rato tranquilo, con tu música favorita, haciendo algo alejado de las pantallas. En verano es fácil, el buen tiempo invita a salir al aire libre, pero el otoño empieza a cambiar estos planes. Si tienes un jardín o un parque cerca puedes buscar manualidades que incluyan elementos otoñales, como hojas secas o ramas. Si tienes niños, Internet está lleno de ideas que puedes hacer con ellos.

¿Qué actividades te gusta hacer cuando empieza el otoño?