¿Estás pensando en dar una fiesta temática de Halloween y quieres darle un aire más casero y original?

O quizás no sabes qué ofrecer a tus invitados en una merienda familiar pero con temática del terror. Ya sabes, con ese aire espeluznante pero amable y divertido a la vez. ¡Pues aquí van algunas ideas para celebrar Halloween de una forma un poco más slow!

Comida:

Además de las típicas gominolas con forma de gusanos, momias, cerebros o bichos, puedes sorprender a tus invitados cocinando tus propias galletas con forma de fantasma o calabaza. En este enlace tienes una receta, pero por Internet encontrarás un montón de tutoriales para hacer las galletas y el glaseado de colores. También puedes prescindir del glaseado y mezclar colorante alimenticio con la masa para darle a cada galleta un color diferente. Otra opción es utilizar galletas que ya estén hechas, y decorarlas con chocolate o con fondant de colores. Nosotros optamos por encargar galletas halloweenescas a artesanos locales que ofrecen este tipo de dulces, pásate por un mercado de tu zona y seguro que encuentras opciones:

Para compensar el dulce, pensemos en algo salado, como una pizza con arañas de aceituna y salami. La receta es de lo más simple y puedes encontrarla en este enlace (en inglés). Las salchichas momia son otra idea original. ¡Plantéate comprar salchichas vegetales de color verde para hacer salchichas-zombie!

A la hora de ofrecer los refrescos y los batidos puedes diseñar y crear tú mismo etiquetas en las que los invitados pueden consultar qué hay dentro de cada jarra/tetera. Si quieres seguir aprovechando el colorante alimenticio de las galletas, puedes mezclarlo con refrescos de color transparente, o incluso optar por purpurina comestible para darle un efecto de poción mágica extra.

Decoración:

Aunque el plato fuerte de la fiesta debe ser el buen ambiente, pasar tiempo entre amigos y disfrutar una merienda deliciosa, la decoración es un must en toda fiesta temática. En esta época puedes conseguir guirnaldas en muchas tiendas, mi consejo es que vayas a lo más clásico: Calabazas, murciélagos, esqueletos, gatos negros, brujas… Cada invitado, sobre todo si se trata de niños, es un mundo y cada uno tiene sus gustos, pero colgar una cabeza de plástico sangrante quizás no es lo más apropiado para un evento familiar. También puedes conseguir «telas de araña» de algodón, que se ven en muchas papelerías y tiendas de artículos de fiesta. Vienen en un ovillo que puedes ir estirando, partiendo y colocando con los dedos por todos los objetos que quieras.

Hazte con algunas botellas de cristal y rellénalas con agua mezclada con colorante alimenticio verde o rojo (sí, son tu mejor amigo en este tipo de eventos) y ponles una etiqueta de «veneno» con aspecto macabro (en este enlace puedes descargar algunas muy chulas). Experimenta con ella: Puedes dejar caer arañas de plástico en su interior. Intenta que quede claro que es decoración alejándola de la comida (puedes colocarlas sobre un estante o junto a la ventana rodeadas de velas, telas de araña y otros elementos decorativos), pero evita utilizar nada tóxico en su mezcla por si a alguien se le ocurre hacerse el gracioso o lo confunden con un refresco. Sólo por si acaso.

Añade murciélagos. Murciélagos por todos lados. ¿Porqué? Son sencillos y baratos, hazlos tú misma con cartulina negra y utiliza cinta de doble cara o pegamento (para adherirlos a alguna superficie) o hilo transparente (para que «vuelen»):

Las velas también pueden ser un gran aliado, tanto encendidas (asegúrate de que estén dentro de un vaso o de un tarro para evitar accidentes) como apagadas. En algunas tiendas pueden encontrarse velas que al derretirse se vuelven rojas como la sangre. Una opción más barata y segura es reunir tarros transparentes, decorarlos por fuera con un permanente negro y colocar dentro velas pequeñas. Si la fiesta es infantil, no incluyas velas, salvo que sean las de luces LED, y coloca todos los objetos de cristal lejos de su alcance en un espacio en el que no vaya a salir disparado ningún balón:

¡A disfrutar de la fiesta más tenebrosa del año!