Descubrir esta iniciativa, gracias a una compañera de trabajo, supuso una mejora enorme en nuestra forma de organizar el menú de la semana.

¿Te imaginas recibir en casa, cada semana, una caja con frutas y verduras frescas y todos los ingredientes necesarios para hacer un menú semanal vegano? ¿Te imaginas que todo fueran productos de proximidad y presentados en cartón y papel, para ser lo más sostenible posible? Pues eso es lo que ofrecen la tienda Less y Tagorético con un proyecto que nace en Tenerife a iniciativa de Less: su contracesta.

El funcionamiento es sencillo: Haces tu pedido antes de la noche de cada miércoles, los productos se recolectan el jueves, y el viernes los recibes en tu casa junto a un recetario en formato pdf con todas las indicaciones para aprovechar todos esos ingredientes. Saludable, cercano, muy bien explicado, libre de sufrimiento animal… y lo que más me gusta: Me ahorra tener que ir a comprar verduras y hortalizas para toda esa semana, y me evito tener que pensar el menú. Y que me lo traigan a casa. Y no saber lo que traen también me gusta, ¡el factor sorpresa es un añadido que disfruto mucho!

¿Cómo lo aprovechamos nosotros?

Ya que la contracesta trae productos para 3-4 adultos, y solamente vivimos dos personas adultas en casa (y nuestro bebé todavía no ha iniciado la alimentación complementaria), solamente la pedimos cada quince días, pero aprovechamos los ingredientes (al estar recién recolectados, duran bastante) tanto conservándolos crudos como cocinando y congelando. Combinamos las recetas que nos proponen cada semana con nuestro propio menú, ¡y hasta me siento inspirada para cocinar! Yo, ¡que nunca lo he disfrutado! A veces dejamos de lado algún ingrediente, sobre todo si descartamos alguna receta por falta de tiempo o por no atrevernos aún a prepararla, y los aprovechamos en otra receta diferente.

Para nosotros, combinar la contracesta con nuestra compra normal del supermercado (en la que incluimos la leche, los yogures, más fruta, los huevos o los productos de limpieza, entre otros) y descubrir recetas nuevas con cada pedido a Tagorético es ya parte de nuestra rutina. Además, siento que voy ganando soltura a la hora de cocinar, y que podemos preparar recetas saludables. Ah, y si no te apetece que sean veganas solamente tienes que sustituir la proteína vegetal que incluye por proteína de origen animal que compres aparte, a tu gusto.

Alimentarte bien, con productos locales provenientes de fincas familiares, es más fácil que nunca.