Si me lees desde hace un tiempo ya sabes que me encanta la moda vintage, las antigüedades y los mercadillos.

Sentir que le doy una segunda (o tercera, o cuarta) oportunidad a los objetos y descubrir tesoros en las tiendas de segunda mano me deja muy buen sabor de boca. Sin embargo, no había encontrado un lugar en el que, además, yo pudiera aportar objetos que a mí ya no me llenaban, desde la ropa que al final usé muy poco o que no es de mi talla hasta los libros que ocupan sitio en casa y que no tengo previsto releer. Sé que en muchos países anglosajones son habituales las llamadas “tiendas de caridad” en las que puedes donar o adquirir objetos que ya han pertenecido a otras personas, y que los beneficios sirvan para financiar obras benéficas, pero no conocía ninguna en mi ciudad.

Hace poco descubrí 2lives, una tienda de este tipo gestionada por la asociación dtproject Artistas Solidarios, una ONG que promueve y defiende los Derechos Humanos y que contribuye con acciones en lugares tan dispares como el Sáhara, Tailandia o Venezuela. En mi visita aproveché para llevar la ropa que tenía en buen estado pero que ya no iba a utilizar más (también recogen calzado, bolsos, libros y juguetes) y descubrí un lugar inspirador en el que poder saciar esa parte consumista que todos tenemos, pero de una forma beneficiosa para la sociedad y el medio ambiente. Y es que no hay nada más sostenible, a la hora de comprar, que adquirir productos que ya existen, que ya han sido utilizados y queridos. Que tienen una historia detrás.

No pude evitar traerme a casa estos pequeños tesoros.

No obstante, 2lives se basa en las famosas tres R: Reducir, reutilizar y reciclar. Y, aunque se llamen “dos vidas”, 2lives, no tengo dudas de que muchos de los objetos que ofrecen en su tienda tienen más de dos o tres, o que van a vivirlas en el futuro. Por ejemplo, los libros, que los disfrutas, los prestas, los vuelves a leer, e incluso los regalas o los hereda algún familiar (en el caso de la literatura infantil, especialmente). Con el tiempo alguien decide donarlos y acaban en una librería de segunda mano, donde llegan a un hogar en el que se aprecian de nuevo. Y quizá con el tiempo vuelvan a pasar por otras manos, otras casas, sin perder su esencia. No sé a ti, pero a mí me parece de lo más bonito dar dos, tres, cuatro vidas a los objetos que nos han acompañado pero que ya no forman parte de lo que necesitamos.

2lives se encuentra en Av. Islas Canarias nº 31, en Santa Cruz de Tenerife.